Oasis Training Barcelona, ES-PE-TA-CU-LAR!

* Por Marta Orihuel

Un Oasis para la Prospe
El 16 de Mayo de 2014 comenzaba una jornada informativa sobre el juego del Oasis, un pequeño aperitivo de lo que iba a ser una semana llena de bellezas, talentos, sueños y desafíos. Lanzamos una pregunta clave en la Plaza principal del barrio, la de Ángel Pestaña, ¿cómo es el barrio de nuestros sueños? El punto de partida de un proceso de transformación socio-ambiental, el Juego del Oasis, que tendría y tuvo lugar del 16 al 22 de junio. Invitamos a las presentes a ser protagonistas y jugadores y jugadoras durante esa semana, constituyendo ese paso que acercaba un poco más a la Prosperitat, “la prospe”, a ser ese barrio de nuestros sueños.
Veinte personas venidas de distintos lugares; del propio distrito de Nou Barris y de Barcelona, pero también de otras regiones del Estado Español como el País Vasco, Asturias, Galicia y Madrid, y de otros Estados europeos; Alemania, Holanda, Grecia e Italia, formaron el grupo de jugadores y jugadoras del Oasis en la Prospe. Un grupo diverso, muy comprometido y dispuesto a ponerse los chalecos de Oasianas y Oasianos para; iniciar la búsqueda de bellezas y talentos, de abundancia de recursos, locales y presentes, para seguir en el juego hasta el final, para vibrar confianza en el poder de los sueños como motores de cambio, y en el poder transformador de las personas trabajando juntas por ese sueño común, cuidando a su vez de la diversidad, de la comunidad y del planeta. Y sobre todo para disfrutar de todo el proceso.
¿Dónde estaban las bellezas en la Prospe? Se identificó en las fuentes, la naturaleza del barrio, los pequeños comercios tan cuidados, los balcones y ventanas, la diversidad de culturas, … ¿Y los recursos? En la gente, la vida del barrio, las asociaciones de vecinos, las escuelas, las zonas peatonales,…Se completaron la jornada dedicada a la mirada apreciativa recorriendo el barrio a través de los ojos de Albert y Carol Recio de la asociación de vecinos. Albert nos transmite la visión histórica del barrio a través de sus luchas sociales: cómo fue conseguir escuelas, centros de atención primaria, residencias de ancianos …; y Carol, su hija, nos muestra su visión actual del movimiento del barrio y el tejido asociativo de La Prospe. Todas estas bellezas vislumbraban muchos talentos.
¿y Cuáles fueron los talentos? Algunos de esos talentos de la comunidad se compartieron en un “show express” de talentos, preparado en una hora: un escenario desde donde se presentaron al barrio esos talentos reconocidos en la comunidad por nuestros participantes. Los dones del barrio son diversos: desde las “mundanas” (un grupo de madres llenas de vida que desde el ocio están montando su pequeño negocio de bolsos y bolsas para bocadillos de sus hijos), un escultor y trabajador del metal y otros materiales de deshecho, una cultivadora de orquídeas de una floristería, pasando por un grupo de flamenco que ha acompañó a un artista de la pintura durante la realización de su cuadro … La música, otro gran talento compartido por niñas, niños y jóvenes que cultivan distintos estilos y ganas de compartirlos con su comunidad, un grupo de break dance, y un dibujante de cómic también ocuparon el escenario preparado para la ocasión en la plaza Ángel Pestaña.
El encuentro de sueños y de diseño de proyecto produjo tres maquetas y un plan de acción. Un tribunal compuesto por personas de diferentes edades, partes del barrio, procedencias y culturas, un reflejo de la gran diversidad existente en la comunidad. Consensuó, en una sola maqueta, cómo se iba a configurar el espacio para dar cabida a los sueños seleccionados, aquellos que eran más comunes y que movilizaban por tanto a más personas del barrio para su realización. Aquellas construcciones y acciones concretas que representaran y reflejaran esos sueños y visiones del mejor barrio, del mejor mundo, compartidas por la comunidad.
La búsqueda de recursos y talentos para conseguir materializar esos sueños fue todo un éxito. En esta fase se unieron a los participantes, miembros de la comunidad y consiguieron un gran número de donaciones de particulares, pequeños comercios y otras entidades del barrio sin ningún intercambio económico, mostrando que otras lógicas económicas pueden hacer posible lo que nos proponemos como grupo, barrio o comunidad.
Un espacio nuevo en 48 horas. En el fin de semana de acción participaron unas 160 personas, vecinas y vecinos del barrio, de todas las edades, pero también vecinos de otras zonas de Barcelona que vinieron atraídas por la convocatoria del evento a través de las redes sociales.
Los sueños realizados fueron:
-Un huerto, para revitalizar un espacio abandonado y para realizar una actividad de intercambio de saberes y cuidados entre generaciones. Un sueño compartido entre jóvenes y mayores.
– Un espacio de encuentro, de relajación y conexión con la naturaleza, junto al huerto. Una zona con sofás y mesas a la sombra (mobiliario móvil, para favorecer su cuidado). Este fue un sueño compartido por las personas mayores.
– Un escenario móvil, el prospenario; que se estrenó durante la celebración.
– Una pista y el primer campeonato mundial de peonzas.
– El domingo se realizó el primer mercadillo de intercambio de ilusiones y seguirá como red de intercambio de talentos, habilidades y objetos (ropa, música, una librería móvil) en La Prospe, porque varias personas del barrio están impulsando este sueño.
Los sueños construidos en comunidad y para la comunidad, representaban iniciativas en las cuatro áreas de la sostenibilidad; la social, la cultural, la ecológica, y la económica. La abundancia de recursos y de personas en la acción generó la realización de nuevos sueños y sorpresas que no se habían previsto y que se fueron enriqueciendo a lo largo de la última jornada del milagro, una paella popular a cargo de Juan uno de los líderes afectivos del barrio, un telón para el “prospenario”, el comienzo de una plataforma web de talentos del barrio para repetir y sostener el proyecto del mercadillo de intercambio de ilusiones, la donación de una piscina desmontable, una mesa mosaico, la plantación de una espiral de aromáticas, etc..
La celebración llegó sola con el impulso de haber conseguido juntas y juntos, algo espectacular en tan corto espacio de tiempo. “La prospe” lo celebró de la mejor manera que sabe, mostrando de nuevo su diversidad de talentos, guitarra y cante flamenco gracias a Victor y Senén, y un emotivo discurso del joven Jesús sobre el poder transformador de la acción colectiva.
El Oasis training fue un proceso colectivo de aprendizaje. Algunos de las conclusiones compartidas por el grupo fueron:
Visibilizando la diversidad como la clave de la transformación.
En un grupo pequeño de 20 jugadores y jugadoras del Oasis, la diversidad de culturas, experiencias profesionales, idiomas, edades, trayectorias personales, etc. Que se aproximan a un barrio donde la diversidad es la protagonista y visibilizan el reto que supone cuidar y acoger toda esa diversidad la interna y la externa, pero al mismo tiempo nos permite sentir los valores que compartimos, y cómo tenemos en común ser una ciudadanía activa global que comparten valores y formas de impulsar el cambio.
Confiar en que es posible nos lleva más lejos de lo que habíamos imaginado.
Esta es una de las principales conclusiones de algunas de las personas que han participado. En los momentos en los que empezamos siendo pocas personas o aparecen dificultades (que todo proceso de participación tiene) cómo seguimos confiando y haciendo todo lo posible para que los sueños movilizadores puedan suceder entre todas y todos.
Resumen crónica!
Los y las participantes. Veinte personas venidas de distintos lugares; del propio distrito de Nou Barris y de Barcelona, pero también de otras regiones del Estado Español como el País Vasco, Asturias, Galicia y Madrid, y de otros Estados europeos; Alemania, Holanda, Grecia e Italia, formaron el grupo de jugadores y jugadoras del Oasis en la Prospe. Un grupo diverso, muy comprometido y dispuesto a ponerse los chalecos de Oasianas y Oasianos  y cumplir todos los desafíos sin dejar de disfrutar de todo el proceso.
Un montón de Bellezas vislumbraba una gran cantidad de talentos. La naturaleza del barrio, los pequeños comercios tan cuidados, los balcones y ventanas, las producciones artísticas, la música y la vida en las calles, la diversidad de culturas, la historia de luchas del barrio y su tejido asociativo, .. Pudimos recoger un poco de tanta belleza y  talentos encima de un escenario en “El Show de talentos de la Prospe”: desde las “mundanas” (un grupo de madres llenas de vida que desde el ocio están montando su pequeño negocio de bolsos y bolsas para bocadillos de sus hijos), un escultor y trabajador del metal y otros materiales de deshecho, una cultivadora de orquídeas de una floristería, pasando por un grupo de flamenco que ha acompañó a un artista de la pintura durante la realización de su cuadro … La música, ese gran talento también compartido por niñas, niños y jóvenes que cultivan distintos estilos y ganas de compartirlos con su comunidad, un grupo de break dance, y un dibujante de cómic también ocuparon el escenario preparado para la ocasión en la plaza Ángel Pestaña.
El encuentro de sueños y de diseño de proyecto produjo tres maquetas y un plan de acción. Un tribunal compuesto por personas de diferentes edades, partes del barrio, procedencias y culturas, un reflejo de la gran diversidad existente en la comunidad. Consensuó, en una sola maqueta, cómo se iba a configurar el espacio para dar cabida a los sueños seleccionados, aquellos que eran más comunes y que movilizaban por tanto a más personas del barrio para su realización. Aquellas construcciones y acciones concretas que representaran y reflejaran esos sueños y visiones del mejor barrio, del mejor mundo, compartidas por la comunidad.
La búsqueda de recursos y talentos para conseguir materializar esos sueños fue todo un éxito. En esta fase se unieron a los participantes, miembros de la comunidad y consiguieron un gran número de donaciones de particulares, pequeños comercios y otras entidades del barrio sin ningún intercambio económico, mostrando que otras lógicas económicas pueden hacer posible lo que nos proponemos como grupo, barrio o comunidad.
Un espacio nuevo e en 2 días. En el fin de semana de acción participaron unas 160 personas, vecinas y vecinos/as del barrio, de todas las edades, pero también vecinos de otras zonas de Barcelona que vinieron atraídas por la convocatoria del evento a través de las redes sociales.
Los sueños construidos fueron una zona de huerto, una de plantas medicinales, una área de relax, un escenario móvil, “el prospenario” y … el primer peonza-park del Mundo con su primer campeonato. El domingo se organizó un mercadillo de intercambio de ilusiones y talentos que seguirá como red de intercambio de talentos, habilidades y objetos en La Prospe, porque varias personas del barrio están impulsando este sueño. Además contamos con diversidad de sorpresas como una paella popular gracias a Juan, un gran talento del barrio – escultor del metal entre otras cosas, la donación de una piscina desmontable, uno de los sueños reflejados en la maqueta, , y otras muchas que hicieron de este fin de semana un verdadero milagro.… Y para celebrar este trabajo espectacular, se estrenó el “prospenario” y este nuevo espacio para el barrio, con las actuaciones de los maestros del flamenco; Senén y Victor.
El Oasis training fue un proceso colectivo de aprendizaje. Algunos de las conclusiones compartidas por el grupo fueron:
Visibilizando la diversidad como la clave de la transformación. En un grupo pequeño de 20 jugadores y jugadoras del Oasis, la diversidad de culturas, experiencias profesionales, idiomas, edades, trayectorias personales, etc. Que se aproximan a un barrio donde la diversidad es la protagonista y visibilizan el reto que supone cuidar y acoger toda esa diversidad la interna y la externa, pero al mismo tiempo nos permite sentir los valores que compartimos, y cómo tenemos en común ser una ciudadanía activa global que comparten valores y formas de impulsar el cambio.
Confiar en que es posible nos lleva más lejos de lo que habíamos imaginado. Esta es una de las principales conclusiones de algunas de las personas que han participado. En los momentos en los que empezamos siendo pocas personas o aparecen dificultades (que todo proceso de participación tiene) cómo seguimos confiando y haciendo todo lo posible para que los sueños movilizadores puedan suceder entre todas y todos.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

DEIXE UM COMENTÁRIO

Categorias

Arquivos