Quién cuida de quienes cuidan: reunión discute salúd mental en la Vila Esperança

Este artículo fue traducido por  Elaine Conde, participante voluntaria de la Comunidad de Traducción del Instituto Elos.

Léalo en portugués aquí.
Léalo en inglés aquí.

Una encuesta  aún inédita realizada por el Instituto Elos señala que el  65% de los líderes vinculados a nuestro trabajo en la Baixada Santista tienen dedicación diaria al trabajo en sus territorios.Y el 52% de los entrevistados no cuenta con seguimiento psicológico profesional. Con eso en mente, articulamos oportunidades de intercambio sobre el tema salud mental con territorios socios. Fue lo que sucedió en Vila Esperança, el 24 de junio.

Allí, como ya saben, el Instituto Elos ha trabajado con residentes durante el último año fortaleciendo el desarrollo de suenõs colectivos de transformación. Una de las materializaciones de esta obra fue la renovación de la sede de Asociación De Bem com Mangue. Puedes consultar la historia completa aquí. Esta vez, los líderes locales recibieron el grupo de “Salud Mental y Cuidados – aspectos socioculturales, éticos y políticos”, proyecto de extensión de la Universidad Federal de São Paulo – UNIFESP.

El grupo de estudiantes conoció el local, renovado, y pudieron conocer más sobre las actividades que están siendo programadas para el segundo semestre. Uno de los intercambios sucedió con Francisca, pequeña escritora de Vila Esperança. Tiene apenas 10 años y acaba de publicar su primer libro.

El proyecto de extensión busca promover espacios de intercambio y discusión con líderes territoriales sobre la práctica del cuidado, en los diversos estratos de la vida. El tema es aún más urgente para quienes cuidan de tantas otras personas, como es el caso de los líderes comunitarios. Para esto, y fue hermoso, reunieron a las personas en círculo y buscaron nombrar el tema a partir de las vivencias y experiencias presentes allí.

Juliana Gomides, una de las responsables que ha acompañado de cerca la Vila Esperança en los últimos meses, resume bien uno de los grandes aprendizajes del día: “ Fue muy increíble la conversación para que nos diéramos cuenta de que, en la práctica, aquí cuidar es vivir en común-unidad”, dice.

“La experiencia de conocer el espacio y los diferentes frentes de acción fue increíble, enriquecedora y inspiradora”, cuenta Luiza Escardovelli, estudiante que forma parte del grupo de extensión. Ella quedó especialmente conmovida con algo que escuchó, entre una conversación que iba y otra conversación que volvía.

“Una de las participantes del círculo compartió una frase que todavía resuena en mi: somos familias que cuidan de familias. Eso me mostró el poder común y fortalecido de las comunidades”, revela. Luiz también celebra la presencia de los niños durante todo el encuentro ya que ellos también necesitan lidiar con muchas cosas al mismo tiempo. La reunión terminó con una hermosa feijoada, compartida entre todas las personas del círculo.

Todos los años, al fin de cada Programa GSA, el Instituto Elos monitorea y asesora los territorios que acceden al programa. Con duración promedio de un año, durante ese tiempo los líderes locales tienen reuniones periódicas con facilitadores institucionales que apoyan los más diferentes desafíos.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *